jueves, 1 de octubre de 2015

Inundaciones en Betanzos - La Ribera bajo el agua

Inundaciones en Betanzos - La Ribera bajo el agua

            Esta semana, como es costumbre por estas fechas, se han producido una serie de crecidas, o más coloquialmente "mareas vivas", en el río Mandeo. Estas mareas son temidas por los vecinos de La Ribera, y especialmente por los del Malecón y las viviendas del Grupo Brigantium.

            Estás crecidas son fenómenos de marea que vienen ocurriendo desde tiempos inmemoriales, pero que desgraciadamente en la actualidad causan la inundación de los terrenos que han sido ganados al río Mandeo de forma artificial mediante rellenos. Estos aportes de tierra se iniciaron entre la década de los años 50 y 60. Posteriormente sobre estos rellenos de tierra, se fueron construyendo varias urbanizaciones, que constituyen el actual Paseo del Malecón.

            Lo que no contaban los constructores de todas estas viviendas es que con el paso del tiempo, el peso de las construcciones hiciesen repisar el terreno y los edificios hundiesen tanto el terreno como para quedar por debajo del nivel freático del agua del propio río Mandeo. Lo demás es la aplicación práctica de la teoría de los vasos comunicantes.

            A lo largo del año, y de los años, se van sucediendo las inundaciones, sin que por parte de las administraciones, se haga nada más que anunciar la creación de comisiones para el estudio del "problema". El "problema" señores, es, que cada vez que hay unas mareas vivas o unas lluvias tan importantes como para que el río aumente su caudal, el Paseo del Malecón y los edificio que lo conforman son inundados por el Mandeo, pero no son inundados por el desborde del río sino por la subida del nivel freático del mismo que aflora por debajo mismo de los edificios.

            Yo, creo, sin ser ingeniero hidrógrafo, y dadas las ya actuales circunstancias, que las primera medidas a tomar para paliar el problema son:

1º.- El dragado del río Mandeo (y ya que estamos de el Mendo), a su paso por Betanzos, ya que los lodos que actualmente flanquean las orillas dejarían libre un volumen en el cauce que sería ocupado en parte por el aumento del agua del río, y al ocupar esta, evitaría su salida por el otro lado del vaso comunicante.

2º.- El desalojo y reubicación de los vecinos del bajo del Grupo Brigantium, ya que creo que dadas las actuales circunstancias dichas viviendas, se encuentran inhabitables.

3º.- Relleno de los bajos del Grupo Brigantium para subir el nivel del suelo y queden perfectamente habitables las viviendas de los pisos superiores..

            Las administraciones implicadas, Ayuntamiento, Demarcación de Costas, Aguas de Galicia, Xunta de Galicia y Ministerio de Fomento, parece que quieren resolver el problema, pero también parece que no quieren ponerse de acuerdo, ya que parece que todos quieren colgarse la medalla. Parece también que hace unos años se creó un macroproyecto que desgraciadamente debido a los recortes del Gobierno central a causa de la crisis ha quedo en algún cajón del Ministerio. Y por todos los anteriores "parece", pues parece también, que los vecinos de Betanzos seguiremos sufriendo las inundaciones durante algún tiempo.

            Para los que no sufrimos en nuestras carnes este problema, nos puede parecer incluso lúdico, al ver las piraguas por el medio de la carretera, pero para los vecinos que no pueden dormir tranquilos, pensando hasta donde subirá el agua mañana, no es un problema pequeño.

            Yo pediría a los políticos que nos gobiernan en todas estas administraciones, que por favor, piensen en todas esas personas que cada vez que sube la marea un poco fuera de lo normal, tiene que poner los electrodomésticos en alto y tienen que salir y entrar de casa en botas de agua. Y de una vez por todas aborden este tema para solucionarlo. No creo que para las administraciones sea costoso el dragado del río, aunque solo sea en ese tramo, la reubicación de 8 familias y el descargar unos camiones de lo que sea para subir el nivel de tierra.

            Mientras, todo mi apoyo y comprensión a las familias afectadas.


Moncho ... para los amigos