viernes, 10 de marzo de 2017

El fantasma del "Parque del Pasatiempo"




                Como digo muchas veces, para ponerme a escribir, necesito un tema que me motive y me llegue dentro. Llevaba ya algún tiempo recopilando información y documentándome  para escribir sobre el estado de nuestro "Parque del Pasatiempo", pero estos días los hechos se han precipitado con el derrumbe de uno de los muros a causa de las fuertes lluvias, lo que ha puesto nuevamente en alza las noticias y movimientos tanto sociales como políticos respecto a nuestro "parque". 

Foto: Antonio Rodríguez Amado
                
                  El abandono de que es objeto actualmente, no se corresponde con la popularidad que tiene fuera de nuestro ayuntamiento. No quiero hacer un resumen histórico, que seguramente los que somos de Betanzos conocemos, pero para los que no lo sean, recomiendo que visitéis el siguiente enlace y os haréis una idea de su construcción, auge y declive:        https://es.wikipedia.org/wiki/Parque_del_Pasatiempo

                Yo solo voy a hablar desde que tengo "uso de razón". Recuerdo que cuando era pequeño estaba totalmente abandonado y cubierto de maleza. Colarme con mi pandilla de amigos para ver que había en "las cuevas de Don Juan" que era como las conocíamos era toda una aventura. En el 1986 el Ayuntamiento compra los terrenos e inicia unas obras de restauración, que bien o mal, convirtieron el parque en algo útil, no como parque enciclopédico como el original, pero si como un dinamizador de la vida en Betanzos, atrayendo turistas y gentes de muchos lugares que se desplazaban hasta Betanzos para visitar este monumento y punto de encuentro y de paseo para los de Betanzos.

                No puedo decir la fecha exacta, ya que a partir del 1996, al casarme, me fui a vivir para Miño, pero podemos tomar la fecha del año 2002, como el inicio y resultado de cuando los "conserjes" que había contratados, entre ellos mi tío, Francisco Freire Doval (Kiko o Freire como le conoce todo el mundo), se jubilaron y sus puestos no fueron cubiertos de nuevo. En aquellos años, estuviera bien hecha o mal hecha la restauración, el Pasatiempo era un punto de encuentro, tanto de los betanceiros, que iban a pasear a sus jardines, como los venidos de fuera que venían a visitar las cuevas. Los conserjes se ocupaban tanto de atender a los visitantes, como de hacer las mínimas reparaciones de jardinería, albañilería, fontanería, etc. que hacían que el Pasatiempo fuera un lugar acogedor. Además recuerdo que en ese tiempo había animales, tanto sueltos (patos, faisanes, pavos reales) como en sus jaulas (palomas, canarios, loros, etc.) y se ocupaban de cuidarlos.

                A partir de la jubilación de estos, el parque empezó a depender de unos jardineros que venían de fuera del ámbito del Pasatiempo, que solo cortaban el césped, que solo hacían restauraciones de plantas en las épocas de Primavera y que no se encargaban de reparar las pequeñas obras de fontanería o albañilería que toda edificación necesita. Resultado, los animales fueron muriendo, las plantas reclamaron su espacio en las cuevas y el agua empezó a socavar los caminos y muros de todo el parque. Si bien se han hecho algunas remodelaciones puntuales hasta la actualidad, el resultado lo estamos viendo ahora mismo: maleza, derrumbes, abandono.

                Volvamos a la realidad. A resultas del derrumbamiento actual, los movimientos ciudadanos de Betanzos y los partidos de oposición han vuelto a levantar las alfombras del ayuntamiento y el Pasatiempo se ha vuelto a poner en el candelero de la actualidad. Después de estar leyendo todos estos días, comunicados de prensa, noticias, opiniones y demás, me interesé por un "debate" que organizaba la "Librería Biblos" de Betanzos, en la que invitaba a José Crespí Rodríguez, como técnico responsable de la rehabilitación de 1986 y a José Souto Santé, arquitecto técnico, ilustrador y autor del blog "Parque del Pasatiempo". En un ambiente betanceiro, por las personas que allí estábamos, ambos contertulios expusieron una serie de cosas de las que quiero destacar algunas. El responsable de la rehabilitación, José Crespí, en un lenguaje pausado y técnico expuso las dificultades que se encontraron a la hora de hacer la rehabilitación y las prioridades que tuvieron que atender a la hora de ejecutar la misma, en detrimento de otras que tuvieron que ser pospuestas o desechadas. José Souto, en un papel de representante de los asistentes, por el modelo de debate elegido, además de exponer sus investigaciones, realizó una serie de preguntas y aclaraciones al técnico que resultaron muy entretenidas, entre ellas la tardanza de la presentación o la designación de El Pasatiempo como Bien de Interés Cultura (B.I.C.), el interés que hubo en rellenar con escombro la parte superior del pasatiempo o  el descubrimiento  de un escultor que gracias al pasatiempo reveló que los primeros usos del hormigón en escultura datan de mucho antes de lo que enseñan en las universidades. El debate que tenía una duración prevista de una hora y nos fuimos casi a las dos horas, pero cuando estas entretenido en una cosa que te gusta y además es amena, el tiempo pasa volando.

                Agradecer a "Librería Biblos" el haber tenido la iniciativa de juntar a estos dos técnicos expertos en El pasatiempo. El haber elegido este modelo de debate, ya que en caso de poder hablar todos, como sucedió en algún momento, cortado perfectamente por los organizadores, habría sido más abrupto y no habríamos podido atender y entender a  las informaciones y anécdotas que ambos tertulianos contaron. Solo faltaba una representación del Ayuntamiento de Betanzos, pero entiendo que no estuviese, por razones obvias.

                Pero llegó la hora de las conclusiones. Como he dicho llevo algún tiempo leyendo y documentándome, y ahora después de asistir a este debate con dos técnicos expertos en el tema, desgraciadamente las sensaciones sobre el futuro del Pasatiempo no son buenas.

1º.- La declaración de Bien de Interés Cultural, lleva casi 40 años parada, y no tiene visos de llegar a buen puerto por ahora, por los intereses urbanísticos de la zona. Entiendo que esta sería LA SOLUCION, ya que obligaría a todas las administraciones a disponer anualmente de presupuestos específicos para la rehabilitación y conservación y mantenimiento.

2º.- La ausencia de presupuesto del Ayuntamiento, hace imposible la rehabilitación total. Entiendo que el Ayuntamiento por si solo no puede disponer del presupuesto necesario para la rehabilitación, pero debe de aglutinar a todas las asociaciones, partidos políticos e instituciones para que sus esfuerzos repercutan en el Pasatiempo.

3º.- La falta de acuerdo entre Ayuntamiento de Betanzos, Diputación de A Coruña y Xunta de Galicia, es un paso atrás, insalvable, para una rehabilitación general del parque. Como siempre la política en medio y tirando hacia atrás.

                Y el tiempo pasa, las lluvias siguen horadando la tierra y las plantas crecen sin control, tapando y minando las obras de arte que nuestro "Parque del Pasatiempo" ocultas,  cada vez más.  Y dado que las autoridades políticas no son capaces de hacer una rehabilitación general, no nos va a quedar más remedio que seguir poniendo parches, que seguir insistiendo en nuestras protestas y ayudar en lo que podamos para que nuestro "Parque del Pasatiempo" deje de ser un fantasma durmiente, que todo el mundo conoce, que todo el mundo aprecia, pero al que nadie pone una sábana nueva para que sea el verdadero tesoro de un castillo medieval que es Betanzos.



Moncho ... para los amigos